EL CORAJE DE VIVIR

Imagen tomada de: https://br.pinterest.com

Asistí  a charla sobre Coaching al coraje de Juan Vera,  ésta fue inspiradora y reflexiva. Paso a compartir algunas ideas que quedaron fijadas en mi mente: Juan decía que el coraje es atemporal, que es decisión sostenida en varios pilares, que cuando hay coraje los obstáculos se transforman en retos. Que es el valor que nos asiste cuando el miedo nos invade….sostener lo que está siendo , pasando…Que cuando tengo coraje hay soberanía personal  y soy el capitán de mi alma.

Imagen tomada de: http://cis.unasur.edu.py

Pienso que para salir  de una situación se necesita coraje y por qué no,  también para quedarse. Porque para soltar lo que se tiene y separarse de aquello que es conocido, aquello que hemos estado abrazando por tanto tiempo… se necesita coraje.  Y   también se necesita coraje para quedarse y no cambiar, porque cuando se hace,  tal  vez, sólo tal vez, tenemos  que enfrentar el frío de la parálisis sostenida.

Se necesita coraje para plantearse  un cambio porque ante eso tendremos que enfrentarnos con la incertidumbre, con asumir riesgos y también juicios  propios y ajenos.

A veces las imposibilidades, los obstáculos son tierra fértil para la innovación y creatividad  y para  estar allí , en ese espacio , también requiere coraje.  Ese coraje que nos empuja a escudriñar en nuestras más recónditas fortalezas, aquellas que decidimos esconder un día, por aquello del temor a mostrarnos, ser criticados, no ser tan perfectos o ser censurados y es que a veces damos poder a lo adverso y validamos lo que  no queremos.

Imagen tomada de: http://www.actiweb.es

Como coaches  estar acompañando a esos clientes enfrentados al cambio, también requiere coraje, porque podremos estar escuchando las voces internas de nuestros propios miedos.

El reto como coach? Acompañar a ese cliente en ese  laberinto infinito de incertidumbre, con el coraje de la decisión, con la fuerza de la  unión , manteniéndonos aferrados  a su verdad ,  y  también firmes ante las tormentas que podamos transitar a lo largo de la conversación, a sabiendas que al final , podrán encontrar un aliviadero donde los obstáculos se convierten en retos  y los retos en acción.

Vale la pena que  el coach le pregunte a su cliente qué tanto podría perder si hace ese cambio que quiere y es que cuando no se tiene nada que perder,  quizás el coraje es mayor.  Pienso que para “dejar ir” se necesita coraje y para “dejar venir “ también;  que  el coraje implica decisión y  no es fácil decidir cuando esa decisión puede significar  cambios en la propia vida.

 

Escrito por:

Conchita Caparrós

Experto-e

 

Si necesitas ayuda sobre algún tema referente a Coaching de vida, ejecutivo y de equipo, buscas consejo o ayuda para resolver tus problemas, te invitamos a registrarte y tener una consulta gratuita con esta experta o con algún otro especialista en Coaching

https://www.expertoe.com/terapias_tradicionales.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *