Yoga es Bienestar

Imagen tomada de: http://www.freepik.es

  • Crea conciencia del propio cuerpo
  • Mejora la flexibilidad y la movilidad
  • Aumenta la capacidad respiratoria
  • Mejora la circulación
  • Mejora la concentración
  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • Mantiene una actitud positiva y serena ante las situaciones cotidianas
  • Armoniza el cuerpo en su conjunto
  • Aporta sensación de bienestar
Imagen tomada de: http://www.grupocrece.es

No hay dudas al respecto, la práctica de yoga trae innumerables beneficios para la salud que se traducen en bienestar físico, mental y emocional.  Y todos estos beneficios, que bien podríamos enumerar en una larga lista, pueden ser corroborados a través de un examen médico completo, un perfil 20 o simplemente frente al espejo al levantarte cada mañana.

Pero, primero es importante aclarar la idea de que la práctica de yoga consiste sólo en estiramientos o quedarse sentado mirando el infinito o relajarse repitiendo palabras desconocidas o realizar complejas contorsiones. Quizás contenga algo de todo esto pero en realidad se trata de una disciplina mucho más compleja que nos invita a tomar consciencia de nuestro cuerpo, a través de la auto-observación, combinando fuerza, destreza, coordinación, concentración y sobre todo determinación, para acceder a planos más internos en donde reside el bienestar.

Practicar yoga, es una experiencia restauradora y revitalizante que el cuerpo agradece inmediatamente. Con tan solo unas pocas sesiones de práctica (sin importar el nivel de complejidad) ya se puede comenzar a experimentar los cambios que van de lo evidente a lo sutil.  Cambios posturales que alivian tensiones y dolores de espalda. Mayor movilidad y flexibilidad en todas las articulaciones del cuerpo aumentando el equilibrio, la estabilidad y la armonía en los movimientos y disminuyendo los procesos degenerativos. Tono y fuerza muscular.

Imagen tomada de: http://www.freepik.es

Cambios en los hábitos alimenticios mejorando la digestión y el tránsito intestinal. Aumento de la capacidad respiratoria logrando una mayor oxigenación del sistema nervioso central que propicia la concentración, la memoria y la creatividad. Disminución del estrés, disminución de los valores de tensión arterial, glicemia, colesterol y triglicéridos favoreciendo la circulación y la función cardiovascular. Aumento de los niveles de energía, claridad mental, confianza y autoestima; disminución de la agresividad y predominio de estados de ánimo positivos. En fin, comenzamos a sentirnos bien, en calma y capaces de afrontar con alegría los desafíos del día a día. Y es que de eso se trata, de cambiar la actitud ante la dificultad. Fortalece tu cuerpo, fortalece tu mente, fortalece tu espíritu y cultiva la ecuanimidad porque dentro de ti está la fuente de bienestar que el yoga te invita a descubrir.

Namaste

Escrito por:

Tita D’enjoy

Experto-e

Si necesitas ayuda sobre algún tema referente a Yoga, Crecimiento Personal, Coaching Integral, Meditación, buscas consejo o ayuda para resolver tus problemas, te invitamos a registrarte y tener una consulta gratuita con esta experta o con algún otro especialista en Yoga.

https://www.expertoe.com/terapias_holisticas.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *